Adultos

Para pacientes adultos

VALORACION POSTUROGRAFICA

¿En qué consiste la valoración posturográfica?

  1. Descripción del procedimiento. Se trata de un proceso muy sencillo, en el cual empleamos la plataforma de posturografía para realizar diferentes pruebas en relación con el equilibrio. Para ello, simplemente hay que subirse encima de la plataforma, y seguir las indicaciones del terapeuta, como pueden ser desplazarse en una dirección o seguir un determinado movimiento de balanceo corporal. Con estos ejercicios, se pueden evaluar múltiples aspectos del equilibrio, como la distribución de nuestro peso en cada lado del cuerpo, la facilidad con la que desplazamos ese peso en el espacio, la cantidad de desplazamiento que podemos realizar, la velocidad que podemos alcanzar, el impulso que necesitamos para iniciar ese movimiento, etc.
  2. Beneficios. ¿Para qué nos sirve todos estos datos? Nos aportan una enorme cantidad de información acerca del paciente, que podemos comparar con bases de datos generales según el rango de edad, para determinar si los resultados están o no dentro de la normalidad. Además, podemos emplear estos métodos de valoración como una forma de evaluar el tratamiento posterior, pasando periódicamente las mismas pruebas para compararlas entre sí y determinar de una manera objetiva si ha habido evolución.
  3. Riesgos y complicaciones. Los únicos requisitos para poder pasar la prueba es ser capaz de mantenerse de pie por sí mismos, al menos, el tiempo que duran las pruebas de valoración: unos 2 minutos, aproximadamente; así como tener la suficiente capacidad cognitiva como para entender las indicaciones del terapeuta: desplazarse en una dirección, mantenerse en una posición, etc. Los riesgos son mínimos, ya que el terapeuta debe estar en todo momento presente durante las pruebas, y siempre próximo al paciente para controlarlo y evitar una posible pérdida de equilibrio que llevase a una caída.
  4. Alternativas a la exploración posturográfica. La valoración del equilibrio no requiere de manera imprescindible el uso de una plataforma de posturografía: se puede valorar con numerosos tests, como el test de Tinetti o el test de Berg, ambos de gran utilidad y que sólo requieren la presencia de un terapeuta para ser realizados. Sin embargo, la valoración posturográfica supone un magnífico complemento a estos tests, gracias a la gran cantidad de información objetiva (numérica y gráfica) que aporta.
Volver

LLámanos al 976 086 183 o envía un Email a info@ineava.es

Infórmate