Adultos

Para pacientes adultos

Función de la extremidad superior y mano

La mayor parte de las actividades que realizamos en nuestro día a día son bimanuales, es decir, que requieren el empleo de ambas manos para realizarlas.

Una secuela típica del ictus es la hemiparesia, que se manifiesta con una pérdida de fuerza del lado del cuerpo contrario a aquél del cerebro donde se ha producido la lesión. La debilidad y dificultad para mover el brazo, la incapacidad para hacer la pinza con los dedos, la sensibilidad alterada o la tendencia a no usar el brazo afectado a pesar de poder moverlo, entre otras secuelas, van a limitar a la persona a realizar sus AVD, desde las más básicas (moverse en la cama, vestirse) hasta otras más complejas (cocinar).

Nuestra intervención está basada en los conceptos terapéuticos: Reaprendizaje y control motor (y sus técnicas derivadas, como son la terapia CIMT de restricción del lado sano y la terapia del espejo), Bobath, Perfetti, INN (Integración de Neurodinámica en Neurorrehabilitación).

Volver

LLámanos al 976 086 183 o envía un Email a info@ineava.es

Infórmate